26 may 2011 @ 8:49 PM 

Pareciera que nuestros gobernantes están empeñados en darnos la razón, cuando afirmamos que no hay diferencias sustanciales entre los partidos políticos, y que su desempeño señala que todos están reprobados.

 

El día de hoy, nos enteramos que los tres partidos llamados “grandes”, juegan con la idea de ir con un candidato único para las elecciones locales en el Estado de Michoacán. Los presidentes de dichos partidos se reunieron con el Gobernador de aquella entidad, Leonel Godoy, para explorar esa posibilidad.

 

Es curioso, sin embargo, que sea hasta ahora, con la visión puesta en una coyuntura ELECTORAL, que los partidos se ocupen de la grave situación en Michoacán. Hemos visto cómo el prd cobijó, consintió y ocultó al diputado michoacano Godoy Toscano, implicado con el cártel de la Familia Michoacana. Hemos visto, igualmente, al pan fingiendo demencia en tanto que la hermana del presidente de la república, buscando la candidatura al gobierno de Michoacán, opera con los recursos y la estructura del gobierno federal. Y también hemos visto al pri, concretamente a su presidente Cumbierto Moreira, abonando un día sí y otro también, al ambiente rijoso, pendenciero y ruin de cara a las elecciones locales de este año, y a la federal de 2012. ¿En verdad están ocupados por la situación en Michoacán? No lo creo… de estarlo, habrían trabajado desde hace meses en recomponer el tejido social y el lazo gobierno-sociedad en aquella entidad.

 

Tal como yo lo veo, los partidos políticos “descubren” la grave situación en Michoacán, sólo para validar una posible unión ELECTORERA, que les permita asegurar la supervivencia del sistema en aquella entidad, aún a costa de repartir a priori el poder formal, y los recursos financieros que éste implica.

 

En otras palabras, el sistema de partidos alude a una innegable situación de inseguridad en Michoacán, para poder presentarse ante el electorado como un solo partido postulando a un solo candidato, socavando en forma flagrante el derecho a decidir que tenemos los individuos. En un alarde de total descaro, olvidan sus discursos condenando las “alianzas impúdicas”, para tomarse de la mano y asegurar así su acceso, compartido pero seguro, al banquete de recursos.

 

La situación que prevalece en Michoacán permite prever una contienda electoral súmamente irregular, en la que las concentraciones públicas serán de altísimo riesgo, y en la que la falta de control territorial por parte de la autoridad local, entorpecerá el reparto de dádivas, el acarreo y la compra de votos, por parte de todos los partidos. Ello, aunado a la reprobación de buena parte de la sociedad Michoacana al gobierno del timorato Leonel Godoy, presentan las condiciones perfectas para que esa elección sea de bajísima participación, con resultados poco fiables y episodios de escándalo… en pocas palabras, para un resultado electoral de baja legitimidad.

 

Ante esa posibilidad, es que los partidos reaccionan y entregan su derecho de competir y ganar, a cambio de asegurar un acceso colectivo pero aparentemente validado por la sociedad, vía una candidatura de unidad.

 

¿Es así como se gobierna? Nuevamente vemos a los gobernantes agrupándose, antes que tendiendo lazos con la sociedad a la que dicen representar. Los vemos de nueva cuenta privilegiando los acuerdos cupulares, por más cínicos que sean, antes que intentar construir algo con los individuos, a los cuales recurrirán para solicitar su voto.

 

¿Queremos eso en Michoacán? Más aún ¿Queremos eso en el escenario federal en 2012? Yo no. Muy ingenuos serán los individuos que componen la sociedad mexicana, si permiten que con el pretexto de “protegerlos”, el sistema que los gobierna les siga conculcando sus derechos elementales.

 

Lo reitero: todos son iguales, y todos están reprobados.

Posted By: DonVix
Last Edit: 27 may 2011 @ 08:21 AM

EmailPermalinkComments (0)
Tags
Categories: Política
 25 may 2011 @ 9:32 AM 

Esta mañana, en http://www.eluniversal.com.mx/finanzas/86561.html , desayunamos con la noticia de que el Secretario de Hacienda de México, Ernesto Cordero, viajó a Francia para entrevistarse con la ministra de finanzas de ese país, Christine Lagarde, para “tratar temas del G-20 y el FMI”; esto es, para cabildear a favor de Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México, para ocupar el cargo de Director del FMI.

 

Me pregunto si Ernesto Cordero, y el propio Agustín Carstens, no tienen temas más importantes qué atender, en tanto que son funcionarios públicos (es un decir) del Estado Mexicano.

 

Esa proclividad del político mexicano (de todos los partidos, en todos los niveles) por brincar de un cargo a otro, antes que ocuparse por entregar buenas cuentas en el cargo que ya desempeña, es una práctica lesiva para la buena praxis del aparato de gobierno: ¿Cómo se puede esperar un resultado destacado, por parte de alguien que no se enfoca en la función que debe desempeñar, sino en promoverse para ocupar otro cargo en el futuro inmediato?

 

Esa práctica perniciosa, ese “chapulineo político”, debe cesar ya. L@s mexican@s ocupamos funcionarios públicos de tiempo completo. Los retos que debemos afrontar son enormes, como para permitir que quienes ejercen los recursos de todos, descuiden su labor presente en aras de ver cuál será su próxima función, la cual (una vez obtenida) volverán a descuidar para dedicarse, una vez más, a buscar su próximo cargo… y su próximo cheque.

Posted By: DonVix
Last Edit: 27 may 2011 @ 08:21 AM

EmailPermalinkComments (2)
Tags
Categories: Política
 24 may 2011 @ 4:58 PM 

A pesar de que el #Votonulo sólo es, desde esta perspectiva, el aglutinador de rechazo social hacia la gestión de gobierno, hay que mencionar que,  siendo copioso, genera por sí mismo efectos benéficos en el sistema que nos gobierna.

 

Uno de esos beneficios es la presión que un #votonulo copioso ejercerá sobre los así llamados “chiquipartidos”. Como ustedes saben, los partidos “morralla” (Partido nueva alianza, partido del trabajo, convergencia, y partido verde ecologista de México) son meras franquicias familiares/caciquiles, que antes se utilizaban para atomizar el voto de la oposición, y ahora sólo sirven para validar las decisiones de los así llamados “partidos grandes” (partido acción nacional, partido revolucionario institucional, y partido de la revolución democrática).

 

Una campaña de #votonulo que capte votos del abstencionismo por hartazgo, elevará el monto total de votación emitida, haciendo así más difícil que los chiquipartidos logren el 2% de la votación para poder conservar su registro. Quizá no desaparezcan todos, pero sí alguno; y los que no desaparezcan, deberán enfocarse en conseguir sus propios votos, en lugar de apuntalar a los partidos “grandes”. Mejor democracia, a final de cuentas.

 

Por si alguien duda que el #votonulo CUENTA al momento de hacer el cómputo de la votación total emitida, acá les dejo la imagen de un twitt, con la respuesta de la máxima autoridad en el tema.

 

Posted By: DonVix
Last Edit: 27 may 2011 @ 08:22 AM

EmailPermalinkComments (3)
Tags
Categories: Política
 23 may 2011 @ 3:31 PM 

La idea básica de “Todos están reprobados” es sencilla, aunque eso no quiere decir que sea fácil. En su primera etapa abarca en forma simultánea los siguientes puntos, los cuales pueden ser enriquecidos, modificados, o potenciados en función de lo que cada individuo sea capaz de imaginar y compartir.

 

1) Se le dice a los gobernantes, a través de los medios alternativos (twitter, facebook, blogs, foros de internet) que están haciendo mal su trabajo, independientemente del partido al que pertenezcan, del poder al que representen (ejecutivo, legislativo o judicial), y del nivel de gobierno en el que laboren (federal, estatal o municipal). El mensaje es simple: Todos están reprobados.

 

2) Se promueve en redes sociales y fuera de internet, el voto nulo como una forma de CONSOLIDAR el rechazo social a la forma de operar y a los resultados del sistema que nos gobierna. Este sistema de gobierno no sabe escuchar al individuo, sólo se escucha a sí mismo y a los grupos clientelares que le dan apoyo (sindicatos, agrupaciones de taxis piratas, invasores de predios, etc.), así que para hacernos escuchar como individuos, necesitamos una coyuntura donde la atención del gobierno esté enfocada de antemano; la elección federal de 2012 es, sin duda, la mejor coyuntura disponible, y el voto nulo, la mejor forma de enviar nuestro mensaje.

 

3)    Se le avisa a la clase política (gobernantes actuales y candidatos a gobernantes en 2012) que votaremos nulo en la elección federal de 2012 (y las elecciones locales que se presenten antes de esa fecha) como una forma de REPROBARLOS en su desempeño, y que los nuevos gobernantes (quienes sean) deberán hacer su trabajo mucho mejor que el actual, ya que de no hacerlo, desde el primer día del próximo sexenio promoveremos igualmente el voto nulo y escalaremos la estrategia, iniciando acciones que, sin atentar contra la seguridad de los individuos, dejen sin recursos financieros y operativos al gobierno, en sus tres niveles, en los tres poderes, independientemente del partido al que pertenezcan o la ideología que digan representar.

 

4)    Se le presenta a la clase política (gobernantes actuales y candidatos a gobernantes en 2012) una lista breve, concreta, clara y sustentada, con las acciones inmediatas que les exigimos realizar a partir del primer día del próximo sexenio (“no a los pluris”, “candidaturas independientes”, “si no pueden renuncien”, etc.) Al mismo tiempo, se le ofrece a esa misma clase política que, de proceder a realizar esa lista de exigencias, contarán con todo nuestro apoyo para hacerlas realidad y mantener la viabilidad del gobierno.

 

Todas estas acciones deben ser realizadas sobre una base individual: “Todos Están Reprobados” no es un “movimiento”, al menos no como se entiende ese concepto en México, aludiendo a una masa ignorante y manipulada; tampoco es el embrión de otra agrupación política, de las que tenemos tantas y sirven de tan poco; finalmente, “todos están reprobados” tampoco es un “organismo” convocante de marchas, bloqueos, plantones y demás performances piteros. Todas esas figuras colectivas están rebasadas, gracias al manoseo que se ha hecho de ellas en este país.

 

“Todos están reprobados” parte de una base individual, porque sólo así tiene la velocidad, la ubicuidad y el poder necesario para hacerse sentir en todas partes, con intensidad, en un horizonte de largo plazo.

 

“Todos están reprobados” es individual, porque así no hay “líderes” o caudillos que transen, traicionen o desvíen el esfuerzo de alguien más.

 

“Todos están reprobados” es un esfuerzo propio de individuos independientes, porque la única forma de cambiar la sociedad es cambiar al individuo; los gobernantes son individuos, y quienes votamos por ellos también lo somos. No hay lugar para el colectivismo.

 

Bienvenidos todos los aportes! Tod@ individu@ consciente, que ya no le crea a ningún político, puede participar.

Posted By: DonVix
Last Edit: 27 may 2011 @ 08:22 AM

EmailPermalinkComments (20)
Tags
 23 may 2011 @ 10:12 AM 

México es un país grande, con recursos naturales diversos, y una historia rica en mezclas poderosas. Con esos fundamentos, México debería ser un país en constante crecimiento y con beneficios duraderos, pero no es así. Al contrario, nuestro desarrollo suele ser muy limitado, con una carencia crónica de empleos y un modelo educativo que malamente puede revertir esa situación… ¿Por qué? La respuesta está en la mediocre gestión de gobierno con que contamos en México. Mediocre gestión de gobierno cuyos primeros responsables son, desde luego, los partidos políticos y la inmensa mayoría de quienes acceden al poder formal a través de ellos. Mediocre gestión gubernamental, de la cual también es responsable el enorme grupo de individuos que, sexenio tras sexenio, se queja del mal desempeño del gobierno, pero se limita a cruzar una boleta electoral eligiendo “al menos malo”, esperando que ese político mediocre al cual eligió por descarte, no por suficiencia, sea capaz de tener un desempeño notable.

 

Esa labor coordinada entre un gobierno torpe y deshonesto, y una sociedad pasiva y conformista, ha sido practicada por tanto tiempo y con tanta libertad en México, que hoy día somos testigos de un agotamiento casi total del sistema político que nos gobierna. Parece que nada funciona, que nada se hace bien, y no se ve una solución posible, ni siquiera a la distancia. Los partidos políticos mantienen diferencias en sus discursos, pero en los hechos se replican, se copian, se reflejan. Los políticos profesionales saltan de un cargo a otro, y de un partido a otro, con la única intención de servirse del poder. Los tres poderes, en los tres niveles de gobierno, se limitan a administrar la situación para que el sistema no evolucione, pero tampoco colapse. Y los individuos que conformamos la sociedad somos testigos pasivos de cómo, con cada promesa incumplida, y con cada declaración pública cargada de cinismo, nuestros gobernantes nos demuestran claramente lo poco que valemos para ellos. Esa situación debe cambiar. Pronto.

 

El comienzo del largo proceso mediante el cual habremos de mejorar la gestión de nuestro gobierno, radica en re-valorar-nos, como individuos organizados y proactivos, ante nuestros gobernantes. Yo no culpo al gobierno por no valorarnos, si como individuos “organizados” lo mejor que podemos hacer es votar por “el menos malo”, o cerrar una calle con un plantón, o desquiciar el tráfico con una marcha. Esas acciones no retan al sistema que nos gobierna, no lo conmueven, no llaman su atención… antes bien, al ser acciones que boicotean a la propia sociedad, fortalecen al gobierno.

 

Para que el gobierno nos re-valore, tenemos que ser creativos, inteligentes, articulados y, sobre todo, constantes. Si un grupo de individuos con estas características logra reconocerse y actuar en conjunto, y es lo suficientemente grande (con relación a la masa social de este país) como para que su mensaje llegue fuerte y claro hasta el escritorio de los gobernantes, lograremos re-valorar-nos ante ellos, y podremos comenzar a exigirles esos cambios a las leyes que hoy día ellos nos niegan, como si se tratara de una concesión que pueden o no otorgarnos.

 

Si hoy en día nuestro gobierno ignora reclamos tan claros como la reducción del aparato gubernamental (“no a los pluris”), y la apertura del sistema a la ciudadanía (“candidaturas independientes”), y una mejor estrategia en el combate a la delincuencia (“si no pueden, renuncien”), se debe simple y sencillamente a que los individuos hemos perdido valor ante él. El sistema que nos gobierna está por encima de los partidos políticos y sus miembros, de tal suerte que no importa por cuál de ellos votemos, pues al votar por cualquier partido validamos, como sistema, a todos los demás. Cuando gana un partido político, los otros partidos (y sus grupos clientelares) no se quedan con las manos vacías, ya que reciben su propia porción de poder para sobrevivir seis años más, y volver a competir por ganar en la siguiente elección. Y ese proceso se repite en forma cíclica, validado por ciudadanos que pretenden castigar a un partido votando por otro, en un eterno carrusel de desengaños. ¿Hasta cuándo?

 

Es momento de decirle al sistema que nos gobierna, que lo está haciendo mal. Hay que decirle, también, que por más colores que le ponga a sus diferentes partidos políticos, sabemos que para fines prácticos son idénticos entre sí. Hay que decirle, finalmente, que para nosotros, todos los políticos están reprobados.

 

Cuando este gobierno sepa, sin lugar a dudas, que suficientes individuos hemos descubierto su engranaje, y que estamos dispuestos a explicárselo a quienes aún lo ignoran, nos volverá a valorar. Sabrá que ya no lidia con masas, justamente indignadas pero confundidas en cuanto a quién es el adversario, sino con individuos organizados que ya saben qué es lo que se debe cambiar. Y entonces tendrá que mejorar radicalmente su gestión de gobierno, y abrirá el sistema a la participación ciudadana, a riesgo de que, de no hacerlo, la sociedad en su conjunto, informada y coordinada, decida divorciarse en definitiva de la clase política, vaciando de legitimidad y de recursos al sistema, dejándolo solo.

 

Hagámoslo. Es una oportunidad que tenemos, una obligación que debemos atender, y un esfuerzo que vale la pena realizar. Miremos a los ojos de nuestros gobernantes y digámosles en voz alta que lo están haciendo mal, y que deben mejorar. Anunciemos y promovamos desde hoy un copioso voto nulo en 2012, como mensaje inequívoco de que todos están reprobados. Exijámosle a este sistema, las acciones que queremos que realice en forma inmediata al inicio del próximo sexenio. Y ofrezcámosle nuestro apoyo, en la medida en que él trabaje de verdad. Y digámosle, también, que si nuestros argumentos y nuestra demostración de hartazgo vía el voto nulo, no le bastan para comprender la urgencia de evolucionar, se prepare para administrar una estructura vacía, oxidada, sin legitimidad y sin recursos.

 

Todos los individuos capaces de entender este mensaje son bienvenidos. ¡¿Quién quiere participar?!

Posted By: DonVix
Last Edit: 27 may 2011 @ 08:22 AM

EmailPermalinkComments (26)
Tags
Tags: ,
Categories: Política