15 jul 2011 @ 6:49 PM 

“Toda frase breve acerca de la economía es intrínsecamente falsa” – Alfred Marshall

Luego de un número de años después de que obtuve mi título profesional al que ha acompañado una ilustrativa experiencia en el medio financiero conociendo en su momento no sólo como funciona sino también hasta chismes de como los políticos (bastante pendejos la gran mayoría respecto a la que debería ser la función básica de la Bolsa Mexicana de Valores) pueden influir en el nombramiento del Presidente de esa entidad (como ha sido el caso del actual Luis Téllez Kuenzler *curiosamente* ex Secretario de Comunicaciones y Transportes), mi aprendizaje continuo se ha vuelto hasta más divertido ya que confirmo que servidores públicos clave como el Señor “Secretario” de Hacienda y Crédito Público Ernesto Cordero Arroyo que si bien goza de una formación muy respetable como actuario y economista, ha puesto en evidencia que en mi humilde, respetuosa pero muy franca opinión (no como profesional más o menos familiarizado con temas financieros sino como un ciudadano preocupado) que como tecnócrata es muy pendejo como político dada su ya más que conocida insensibilidad social resultado de sus recientes y torpes declaraciones públicas entre las que han destacado las de “los 6 mil pesos” y la de “la recuperación del poder adquisitivo del salario”.

Aunque puedo verme a mi mismo también como tecnócrata “chiquito” pero que al contrario del Señor “Secretario” no gano lo que el gana porque sigo siendo otro tecnócrata desempleado (que ve que la discriminación laboral está vivita y coleando a pesar de lo que pueda decir el Secretario del Trabajo y Previsión Social), aunque dudo que el Señor “Secretario” quisiera darme trabajo por como estoy expresándome de él, luego de haber leído como un ciudadano más que parece que está siendo hecho a un lado (¿discriminación laboral?) de los beneficios de la pretendida “recuperación del poder adquisitivo”, de la “recuperación del empleo” y de las “maravillas” que el mexicano promedio puede hacer con sólo 6 mil pesos, felizmente, me ganó mi espíritu analítico y me propuse investigar y confirmar la referencia informativa que ya tenía y que he guardado (una de cal al menos…) sobre la falacia de la declaración del Señor “Secretario” sobre la “recuperación del poder adquisitivo” del salario.

Aunque la información estadística necesaria para realizar este ejercicio (cuyos comentarios dividiré en dos partes para intentar darle más claridad) que comprende el periodo 1970 – 2011 implica cálculos un tanto técnicos, intentaré enfocarme en mi modesta conclusión sobre lo que es a mi juicio no sólo la trampa sobre dicha “recuperación del poder adquisitivo” sino la mención de algunas opiniones que he encontrado que COINCIDEN en que la alternativa más viable para lograr efectivamente esa recuperación del poder adquisitivo, es el AUMENTO del salario no sólo para comprar más bienes y servicios necesarios para mantener una familia (especialmente PAGAR CON MENOS DIFICULTADES los créditos de la casa, del coche, las colegiaturas de los hijos en escuelas privadas) sino para pagar los GASOLINAZOS sin que ello implique que algún servidor público en el Gobierno Federal vuelva a decir que la “prioridad” es el control de la inflación la que por otro lado, queda más que claro que está bajo control lo que dejaría de ser el mismo argumento para mantener “controlado” el salario.

Debo aclarar que aunque este ejercicio no es de mi autoría ya que lo localicé en http://www.mexicomaxico.org/Voto/SalMinInf.htm, sí me dí a la tarea de actualizarlo en su totalidad hasta el pasado mes de Mayo de 2011 a partir de una serie de datos estadísticos que cambiaron si bien esta actualización como la conclusión final en la pondré en contexto lo que considero es la trampa de la declaración del Señor “Secretario”.

  • La premisa clave de este ejercicio es mostrar una referencia histórica del deterioro permanente del poder adquisitivo del salario durante el periodo de 40 años 5 meses comprendido desde el mes de Diciembre de 1970 en que concluyó el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz hasta el pasado mes de Mayo de 2011 en el contexto del quinto año de Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.
  • Una segunda premisa es que en este ejercicio se tomó el fin del sexenio de Gustavo Díaz Ordaz como el del fin de una etapa de “estabilidad” económica y salarial antes del inicio de un periodo de 30 años de crisis económicas recurrentes, esto es, inflación, devaluación, endeudamiento excesivo y casi quiebra de la economía como aspectos económicos relevantes a partir del inicio del sexenio de Luis Echeverría Alvarez hasta el fin del sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León en Diciembre de 2000.
Posted By: VotanteEnojado
Last Edit: 19 jul 2011 @ 05:42 PM

EmailPermalink
Tags
Categories: Política


 

Responses to this post » (None)

 
Post a Comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>